jueves, 30 de marzo de 2017

Ganadores 1er. Concurso Nacional de Historieta "Eduardo Abaroa" 2016

POST EDITADO: Se han aumentado las dos páginas finales de London 1879 de Álvaro Ruilova y las 20 páginas de "El nido del Amaru" de Marcelo Fabián y Armin Castellón, así como el comentario de esta última.


Los premios Eduardo Abaroa fueron anunciados el pasado 23 de marzo y el acto de premiación tuvo lugar en el Museo Nacional de Arte.
En la categoría de historieta, fue galardonado con el primer lugar: Álvaro Ruilova con su obra “London 1879, mientras que Javier Quisbert quedó en segundo lugar con su obra "El héroe del desierto". Haciéndose acreedores de 20000 y 10000 bolivianos respectivamente.
La mención especial fue para el trabajo de Armin Castellón y Marcelo Fabián con su obra "El nido del Amaru".

Es muy positivo que se haya incluido a la historieta entre las categorías premiadas, espero que a futuro autores con más trayectoria se animen en participar, el monto económico del premio no es para nada despreciable, de hecho su importancia captó la atención de Ruilova, que hasta ahora no se había hecho presente en otro certamen de historieta pese a que existen, o existieron, hasta 4 en su momento. 

Sobre las historietas premiadas, puedo dar una opinión personal acerca de cada una, compararlas entre sí fue trabajo del jurado que supongo lo hizo con responsabilidad, ecuanimidad y justicia. Coincido con su criterio respecto al primer lugar, difiero del segundo, pero puede deberse a que aún no he leído la historia de Armin y pese a que gráficamente es muy superior al trabajo de Javier Quisbert, puede que su temática no se haya ceñido a lo requerido por el concurso o simplemente haya estado aburrida o no haber tenido sentido. También debo considerar que creo que tampoco leí completo el de Javier. Queda hecha mi observación. Felicitaciones a los ganadores, a los organizadores, a los miembros del jurado y también a los participantes, que tuvieron un excelente pretexto para poner manos a la obra con el incentivo que este tipo de concursos brinda a los autores.

P.S. En el video colgado en la fanpage del concurso en facebook, los jurados explican su postura y dan un breve justificativo a su elección, pueden ver el video haciendo clic aquí

Sobre el jurado no tengo mayor comentario, Francisco es director del centro del comic, Susana y Alejandro han hecho historietas y desconozco al cuarto miembro, pero estoy seguro que en suma son personas que saben de lo que hablan en lo que a comic se refiere.
Llamado de atención para Alejandro Archondo que aporta un nuevo "archondismo" al diccionario del comic nacional al decir que la historieta se trata de un 'Género'. XD

El jurado, compuesto entre otros por Susana Villegas, Alejandro Archondo y Francisco Leñero.
Ambos dan sus opiniones sobre las obras participantes.

Les dejo las dos obras ganadoras aclarando que tengo la impresión (de hecho espero que sea cierto) de que "el héroe del desierto" no está completa.

Empecemos con el segundo puesto, Javier Quisbert presenta la historia del coronel Rufino Carrasco, un héroe olvidado de la guerra del pacífico, como dije antes, sólo he leído las 12 primeras páginas de la historieta, considerando que el límite era de 20, bien podrían faltar 8 páginas donde quizá se pueda encontrar lo meritorio o destacable de este trabajo. El dibujo de Javier no es malo, pero dista de ser muy bueno, menos aún atractivo, se podría decir que es correcto en cuanto representa bien lo que se pretende narrar, pero no, porque el problema más grande que hallé en este trabajo es que no es narrativo. Javier atosiga al lector con enormes, GIGANTES cuadros de texto expositivos (tan en desuso hoy en día). Cualquier autor que se tome en serio esto de ser historietista sabe que la historieta es el resultado de la interpretación gráfica que hace el artista de un guión, ya sea propio o de un guionista, esa maravillosa amalgama va narrando gráficamente, a veces incluso sin utilizar palabra alguna, una HISTORIA, pero una cosa es narrar y otra completamente distinta meramente describir, la voz en off es tediosa, inidentificable y realmente se convierte en el ancla que hizo que para mí, la historia se hunda en las primeras páginas. ¿De qué me sirve que haya un supuesto héroe cuando no se lo desarrolla? Su supuesto enemigo también se expone en cuadros de texto, entonces ¿Para qué el dibujo? Tomemos como ejemplo el trabajo de Álvaro, que por cierto sólo necesitó 9 páginas (incluida la portada) para construir la personalidad de todos sus personajes. No me vengan con que todos sabemos que los ingleses son malos, empezamos a odiar a esos personajes por su forma de hablar y por sus acciones DENTRO del comic de Álvaro. Con él, hemos tenido varias charlas comentando sobre el reto de usar bien los cuadros de texto, me remito a las pruebas, en esta historieta él no usa ni una sola.

En este caso, los cuadros de texto demuestran un par de cosas del autor, su poca pericia o bien para narrar de manera gráfica lo que quiere o bien para sintetizar un guión que le permita contar en un número efectivo de páginas la vida y milagros del pobre Rufino. Regla de oro en el comic: "Muestra, no cuentes".

Hay varios ejemplos de este mal uso de las convenciones propias del comic como arte narrativo. Por ejemplo, en la página 12, en la primera viñeta vemos al 'villano' lanzar una patada baja al atribulado Rufino ¿Y qué dice el cuadro de texto inmediatamente al lado? "El teniente de los cazadores del desierto ATACÓ CON UN SORPRESIVO GOLPE BAJO". Algo a lo que yo he bautizado como PLEONASMO HISTORIETIL, es decir, poner en texto, en castellano comprensible exactamente lo mismo que estamos viendo en la imagen. Los cuadros de texto no son tabú, son una más de las convenciones del comic, una más de las que hace de este noveno arte algo maravilloso y único, pero si se usan así, se desperdician tiempo y espacio sacrificando ritmo y atención. Otro elemento importante son los diálogos, gracias a ellos es que sabremos cómo son los personajes, en este caso, todos hablan igual, de hecho hablan igual que el narrador en off. U_U' sumado a las fallas de ortografía y gramática.

No quiero desmerecer para nada el premio logrado por Javier, de hecho, puede ignorar mis comentarios, ya que tiene un buen premio económico, un certificado y una estatuilla que avalan su trabajo, pero si justamente me estoy permitiendo ser tan estricto en mi análisis es para que ahora que ha logrado algo, haga una evaluación sincera de su obra y trate de mejorar lo obvio esperando de mi parte que lo demás vendrá por añadidura.

Como conclusión respecto al segundo puesto, no podría echarle la culpa al jurado, porque también me ha tocado evaluar trabajos en otros concursos y sé lo que significa que no haya uno superior que pueda ocupar ciertos lugares, en este caso se nota a leguas una diferencia enorme entre el primero y segundo, lo que da cuenta del nivel del tercero en adelante. Por eso considero que el segundo lugar de Javier es justo, mi intención con este comentario es que pueda revisar sinceramente su trabajo y en el futuro su obra pueda ser merecedora de un primer lugar sin cuestionantes de ningún tipo. Felicitaciones.

el héroe del desierto, de Javier Quisbert
 

 
 
 
 
 
 
 
 
Con Álvaro no podría explayarme sino es para elogiarlo, nadie descubre nada nuevo cuando digo que es el mejor autor de historietas que tenemos en el país y sería mejor todavía de no ser porque es una tortuga en cuanto al tiempo que le demora su producción. London 1879 nos traslada al otro lado del mar que no tenía nada que ver en el conflicto para conocer el entramado de intereses políticos y revanchismo económico y social de parte de terceros, generalmente las que no se ensucian las manos y terminan obteniendo ganancias tremendas a costa de los demás. Como dije antes, Álvaro construye a base de diálogos bien escritos la personalidad de estos infelices, infelices que no conocemos, pero que terminamos odiando, siendo testigos impotentes de la conducción de nuestro destino. El dibujo, como siempre impecable, un festín a los ojos que a veces (lo que me parece un punto algo negativo) obtiene la aprobación de quien los ve sin necesidad de leer en absoluto. Pero no me estoy quejando, Álvaro no puede tener la culpa de que le salgan tan bien, sino que es su  dedicación la responsable.

Si de algo sí puedo quejarme es de la extención, no me molestarían para nada un  par de dobles páginas ilustradas por Álvaro mostrando lo cruento de la batalla. (babeo) Pero bueno, a quedarse con las ganas porque #Lento Felicitaciones también.

Editado: Álvaro ha tenido la amabilidad de pasarme las últimas 2 páginas de su trabajo para que los lectores del blog puedan disfrutarlas, como había reclamado, se trata de una splash page impresionante.


London 1879 de Álvaro Ruilova
 








Este trabajo me dejó sentimientos encontrados, por una parte, viéndola como una historieta aislada, es muy buena, el dibujo es superior a todo el promedio de lo que se está haciendo en Bolivia actualemnte, Armin le imprime un dinamismo y una narración a su historia que no tiene nada que envidiar a prácticamente nadie. El guión es entretenido y sólido, el texto expositivo del principio pone en contexto la historia que vamos a leer y es como se debe utilizar bien los cuadros de texto. Hay cosas que no me gustaron, pero pasan por los gustos personales de cada uno, es en lo técnico y en la propuesta que el comic me dejó encantado, pero ¿qué pasó?
Si me apuran, digo sin duda que este comic no merecía ganar uno de los dos primeros lugares del concurso, quizá un segundo lugar, pero definitivamente no el primero, ¿es mejor el comic que quedó en segundo lugar? Personalmente pienso que para nada. ¿Entonces? Mantengo que es un muy buen comic, pero Armin y Marcelo deben tomar en cuenta algo: los requerimientos del concurso, si bien se puede decir que el comic que presentaron expone patriotismo, empoderamiento de la mujer, fomento a los buenos valores y algunas cosas más, no condice con lo que el espíritu del premio solicita. Ya sé, es la primera edición, pero no pequemos de ingenuos, sabemos lo que busca el premio en sus postulantes y es muy claro el perfil de las obras potencialmente ganadoras. Ahora, habiendo leído el comic completo y sin haber todavía leído el comic de Javier Quisbert, mantengo que el orden de los galardones ES JUSTO. O bueno quizá no tan justo, pero por lo menos correcto y no da, según mi opionón, lugar a reclamo alguno. Pero al final, le dirijo unas palabras a los dos autores: ¡Sigan adelante! lo que están haciendo juntos está alucinante.
Al final del post haré una última reflexión. Los dejo mientras tanto con El Nido del Amaru.




















Los concursos pueden mostrar el nivel en el que se encuentra la historieta nacional o local, tal vez, claro que sí, pero tampoco son determinantes a la hora de demostrar quiénes son los mejores o peores autores. En muchos casos, los mejores no participan (por ejemplo Álvaro, que ya es reconocido como el mejor sin haber puesto un pie en concurso alguno de historietas) y los peores, a veces, tampoco participan porque desconfían de su propio trabajo, ahora en medio hay un abanico enorme de personas que participan en concursos de este tipo incluso sin saber hacer historietas tan sólo por tratar de echar mano en algún premio económico y creyendo (no sin algo de razón) que cualquiera puede hacer historietas.

Como jurado en varios concursos, he podido apreciar siempre este fenómeno, hay buenos, malos, regulares y completos desubicados que no sabían siquiera lo que estaban haciendo, así como un alarmante ausentismo de los buenos autores que tenemos por estos lares. Ya me imagino un concurso donde Ruilova, Villegas, Arbelo, Zalles, Pórcel y otros capos se midan, a soñar se dijo. Por eso digo que los concursos no determinan el verdadero nivel que existe en la historieta local, lo mejor que tenemos no está en estos concursos.

Eso sí, también como jurado traté desde mi curul de respladar al comic que personalmente creía que tenía más dotes y en acaloradas discusiones se consiguió hacer prevalecer al mejor por sobre el más correcto, por eso sé también que no se le puede reclamar al jurado cuando un participante, aún siendo mejor, no gana porque incumplió los requerimientos de dicho concurso. Lo que sí hacen los concursos es beneficiar al movimiento, creando expectativa y reconociendo social y económicamente a los autores que mal que mal, trabajan creando nuevas historias para deleite de sus seguidores.

Para los que me escribieron preguntando que de dónde conseguí las imágenes, bueno, no lo puedo decir, pero fue de manera legal, gracias por preocuparse. Quisiera que dejen comentarios también, para que podamos expandir los criterios.

(C) Imágenes: Obtenidas de "la nube", Premio Eduardo Abaroa, Álvaro Ruilova, Marcelo Fabián y M.D.P. ;)
Publicar un comentario