jueves, 18 de junio de 2015

Presentación oficial de Abandonando el barco de Álvaro Ruilova



Ilustración de portada


El día viernes 26 de Junio se presentará oficialmente el más reciente trabajo de Álvaro Ruilova en la ciudad de La Paz, dicha presentación, se realizará en los ambientes de “La Perra Gráfica” y estará acompañado de una muestra de trabajos originales y la presencia del autor, la edición corre por cuenta de TuKiosko (editorial de la edición Boliviana de The Walking Dead) y Punto Reflex, tienda especializada en historietas, juntos se han aventurado a editar material nacional y empiezan a hacerlo con el más representativo autor en actividad. Ya tuve la oportunidad de leer Abandonando el Barco y éstas son mis impresiones.

En cuanto uno ve la primera página del más nuevo trabajo de Ruilova, se encuentra con la muerte y la desolación, la temática zombie se nos presenta sin mayores preámbulos y no son necesarias más que dos o tres viñetas para interesarnos por el personaje de la historia y sus vicisitudes, Álvaro logra de manera entretenida y muy certera ponernos en la piel de este superviviente y su desesperado intento de proteger a su familia en una ciudad de La Paz infestada de muertos caminantes.

Suspenso puro en las páginas de
"Abandonando el Barco"
Quizá algo que extrañé en la historia fueron más ”encuentros zombies”, no me malinterpreten, la historia es redonda y contundente, pero el enfrentamiento con los zombies se deja para las anécdotas de los personajes y no así dentro de la acción misma en la que se desarrolla la trama. En este punto, se me viene a la mente una línea del prólogo: “esta historia se cuenta desde una perspectiva nunca antes propuesta por algún autor de este género en el mundo”, yo creo que la historia en realidad se cuenta desde una perspectiva ya conocida, yo identifico básicamente tres tipos de historias de zombies: las historias de zombies de comentario social, las historias de zombies paródicas o cómicas y las historias de zombies propiamente dichas. En las primeras, el comentario social subyace en el hecho de que el hombre es el verdadero monstruo y que en esencia somos criaturas malvadas que ante eventos como el de la plaga, sacamos lo peor de nosotros, las segundas, bueno, son eso, paródicas o cómicas con zombies en la historia y las últimas, las mejores, son donde la trama gira en torno a la actitud de los supervivientes hacia la amenaza zombie como tal, eso es lo que queremos apreciar, cómo salen de ese horror los personajes mientras se enfrentan una y otra vez a la plaga zombie y vemos cómo lidian con ello en formas que probablemente nosotros lidiaríamos también, donde cada acción o decisión tomada, lleve a o los personajes a la siguiente situación emocionante, donde cada error cueste vidas y donde se demuestre que si se afronta la situación de manera inteligente y cooperativa, las posibilidades de supervivencia aumentan exponencialmente. En el caso de Abandonando el Barco, no tenemos esa perspectiva, pero a diferencia de muchas historias zombie de comentario social que no se destacan, la historia de Ruilova funciona y lo hace muy bien. Iba a mencionar un elemento que es denominado por el autor como un elemento sorpresa, por lo que no lo tocaré para mantener el misterio y dejarle al lector el agrado de encontrarse con él.

El personaje de campera verdosa quizá
tiene dos personas como referencia gráfica
El aspecto gráfico es en el que es más fácil coincidir con la opinión general, el trabajo de Álvaro no para de impresionarme y su paso a la técnica digital no ha mellado en nada su calidad habitual, su composición de página, sus ángulos y su color son simplemente una delicia. Hay viñetas que directamente lo dejan a uno entre maravillado e incómodo y lograr algo así en un comic no es poca cosa. Aunque hay un par de detalles que no me dejan cerrar con un 10/10 en el apartado gráfico, primero, si bien es sabido que el trabajo de Álvaro destaca por su ambientación localista y a la cual uno puede hacer referencia inmediata, me pareció que la inclusión de ciertos elementos característicos de nuestra cultura eran un tanto forzados, nada que reduzca la calidad del trabajo, pero definitivamente elementos que de hallarse ausentes, no cambiarían en nada el desarrollo de la historia (Cebras, tarkas, yatiris, etcétera). Segundo, el personaje del antagonista, cambia radicalmente entre una apariencia física a otra en las diferentes viñetas donde aparece, lo cual me distrajo un poco de la historia, quizá sólo soy yo el que lo percibe así, pero ustedes son los que pueden dar la última palabra. En mi caso, no influyó en la apreciación del trabajo en general pero sí me llamó la atención.
En fin, el comic no se trata de un periplo a través del apocalipsis zombie, pero la situación montada por el autor está ambientada en uno,  nos mantiene pendientes hasta la última página y nos deja más que satisfechos por uno de los mejores, si no el mejor final de todos los trabajos que he podido leer de Álvaro.
Me parecen un tanto diferentes.
Lectura obligada en medio de esta nueva ola de publicaciones nacionales donde Álvaro Ruilova definitivamente se ha adueñado del estandarte de manera merecidísima.

Abandonando el Barco
22 páginas / Full color
Historia auto-conclusiva
Disponible en Punto Reflex (Shopping V Centenario - Local 21) teléfono: 2004027
Costo 20 Bs.
Presentación oficial La Paz: Viernes, 26 de junio de 2015, horas 19:30
“La Perra Gráfica”
Nicolás Acosta #454 (San Pedro)
Publicar un comentario