martes, 8 de enero de 2008

comic versus manga? o todos contra todos?

Ha surgido un debate bastante caldeado a raíz de un post subido al foro de TODOKETAI, dedicado a la difusión del manga y el anime, en todas sus formas de expresión y variaciones.

En sus partes más sobresalientes, Rafaella Rada (musette) del colectivo G. H. comics, autora del post en cuestión, hace referencia inicialmente a una conversación verbal con un miembro de Viñetas con Altura (Alejandro Archondo), asociación responsable de la organización del Encuentro Internacional de Historietas que se lleva a cabo anualmente durante el mes de Mayo y que incluye invitados Nacionales así como Internacionales, en dicha conversación, resaltan las intenciones de parte de la organización del evento en abarcar más sectores, hacerlos más diversos, etc.

Pero también se resalta un tópico que derivó en chispa incendiaria de un tema delicado pero a la vez simple por su forma de convertirse en obstáculo y disputa.

Rafaella expone como antecedente de su postura el hecho de que al otaku o al coleccionista de animé se lo ha visto como algo bajo y que SIEMPRE se los ha tratado con la punta del zapato y que siendo sinceros nunca han tenido lugar en, lo que ella llama, “su circulito cultural”, una vez establecido el antecedente, reclama por las aseveraciones de Archondo en relación a que la población otaku o coleccionista de animé representa el 0.00001% de la población y que básicamente son una nada en el mundo entero…

Luego expresa que viñetas con Altura está buscando cosplayers (gente que hace Costume Play, disfrazarse de un personaje determinado y representarlo con todas las cualidades posibles como homenaje o fanatismo) para que se disfracen de personajes de los comics de los invitados del exterior, haciendo notar que no mencionó a los artistas nacionales, hizo hincapié además en que básicamente vieron a los cosplayers como objeto de diversión y que quieren “contratarlos” para vestirlos de quién sabe qué, simplemente porque el cosplay llama la atención y que quieren usar a los fanáticos del cosplay para hacer “más bonito” su encuentro, cuando claramente, según ella, estos cosplayers NO SON DE SU AGRADO PERSONAL.

Finalmente dice sentirse dolida y utilizada como un instrumento para llegar a este colectivo de anime y manga con el afán de evitar que el Encuentro no caiga aún más de lo que ya cayó hasta ahora

Hace referencia, como segundo caso al hecho de la inclusión de Marcelo Fabián de CLANDESTINATIX como invitado al Encuentro del año que viene, al que, dicho sea de paso, ella está invitada también. Por un lado informa que estarán presentes invitados con experiencia y por otro, autores jóvenes, refiriéndose a ella y a Álvaro Ruilova, que ya ha desistido de participar en el evento por motivos personales.

Cuestiona la presencia de Fabián afirmando que es sólo un editor y no que no tiene trabajo hecho, además sugiere los nombres que, para su gusto deberían incluirse en vez del espacio dejado por Ruilova

Con esos dos puntos puestos en la mesa, vuelve a “contextualizar” la situación, afirmando que jamás necesitó del festival para surgir como historietista, que al igual que algunos autores se hizo sola y que había oído el comentario de que “no sería nada sin el festival” de parte del mismo Archondo.

Cierra su post sintiéndose tentada de abandonar su puesto de invitada y lamentando el supuesto intento de utilizar a los seguidores del manga y el anime por que, según sus palabras: “el cosplay y el anime está de moda como el reggetón”

En respuesta a este post, la comunidad del foro TODOKETAI se ha expresado de diferentes formas, entre los comentarios más representativos, aunque no del todo correctos destacan los que expresan por ejemplo:

- que los organizadores del mismo evento son 'ignorantes' de lo que están organizando.
- que todos los que hacen cosplay son un montón de niños raros sin personalidad y sólo lo hacen para seguir la moda del cosplay
- que Joaquín Cuevas (presidente de Viñetas con Altura) se estrello con todo aquello que es "de moda" en su discurso del evento realizado por el programa PsicodéliKa
- que el comic nacional es 90% sexo y 10 % estupidez surrealista.
- que los organizadores del evento no tienen noción de lo que actualmente se considera cultura
- que el hecho de que quieran utilizar a los que hacen cosplay para hacer el Encuentro de Historieta más "pintoresco" es un insulto
- que es una verdadera estupidez que inviten a un editor en lugar de un dibujante o guionista
- que las personas que asisten a estos eventos esperan ver a los creadores, a las cabezas que diseñaron o bien un personaje o bien a quien creó la historia
- que el anime y manga, te enseñan muchas cosas
- que el comic enseña a lo mucho unas buenas peleas, o talvez algo de política socialista, o talvez política extranjera, que te da una simple diversión por las bromas que presentan, con un humor escatológico pero sólo eso
- que la organización del evento no tuvo el menor contacto con el mundo otaku, si no hasta este mismo año que va acabando, justamente a raíz de los resultados que Rada iba logrando, luego de eventos como la segunda Animatón (donde fue impulsada e invitada por gente mucho más sincera). Recién desde ahora incursionaron un poco con gente a la que siempre consideraron "rara"
- que los organizadores del Encuentro de Historietas es una ridícula juntucha de tipos adoran a los extranjeros y escupen a los nacionales.
- que dos miembros de Viñetas con Altura se mostraban reacios a invitar a Rada
- que quien apoye a Rafaela Rada se ha ganado "un pie fuera de la organización".
- que el Encuentro se trata de una reunión de unos cuantos "intelectualoides" que lo único que hacen es perderse en cenas que demuestran su opulencia y nada aportan al público al que debieran darle lo mejor de sí mismos
- que se debería boicotear el Encuentro de Historietas
- que un evento como el Encuentro Internacional de Historietas nos guste o no, es de los mayores eventos que hay en Bolivia
- que debería organizarse la primera ANTIFERIA DE LAS HISTORIETAS Y RAMAS DESPRECIADAS
- que reclutar gente para hacer cosplay ya es una falta de respeto

Luego de estas expresiones Rafaela Rada estableció directrices para la organización de este contra-evento y anunció que Edwin Alvarez había sostenido una charla con ella apoyando sus puntos de vista y que a raíz de ello, estaba a punto de ser echado de la organización del evento, a parte asevera que varios otros autores la secundan en sus opiniones.

Hace luego un llamado al mundo otaku a mantenerse unido, convoca a líderes de las grandes movidas y termina expresando que, desde un punto de vista materialista, vendrá mucha gente del exterior para esas fechas y antes de estar en aburridas cenas y chupas jailonas se podrían divertir mas en un macro-evento planeado por ellos
Hace un llamado también a dibujantes y productores de comic nacional que siempre fueron olvidados y menospreciados o de autores representantes de la materia que están hartos de la organización de viñetas con altura

Se vierten luego más comentarios de la índole de los anteriores, resaltan:

- que la organización del Encuentro de Historietas sólo ve cómo salvar algo que va muriendo cada evento, porque cada año empeora y no hay nada novedoso
- que el otaku promedio es quien más compra, incluso los productos de ciertos elitistas
- que no se comprende lo que en realidad es un cosplayer

Alejandro Archondo, responde a las opiniones de Rafaela explicando, en relación a los otakus, cosplayers, etc, que su relación ha sido muy poca con los miembros de Viñetas con Altura, que querían coordinar mediante Rafaela para que haya más acercamiento entre ellos y los seguidores del manga y el anime y lo que en realidad el manifestaba es que el mercado "historietil global" es pequeño CON RELACIÓN a ese enorme mercado de gente que NO LEE HISTORIETA.

Adujo que Rafaela Rada mantiene una pugna personal con Marcelo Fabián y que meollo del malentendido es la actitud de dividir para obtener protagonismo de parte de Rada

Rafaela responde señalando que Alejandro Archondo no ha estado presente en eventos de anime y que no está al tanto del proceso de montaje de un cosplay

Joaquín Cuevas, presidente de Viñetas con Altura, envía un comunicado desmintiendo los argumentos de Rada, señalando que ella no puede tomar las palabras de un miembro de Viñetas (opiniones muy personales) como la voz oficial del grupo o de la organización del festival y antes de exponerlo debería confirmarlo con él o con algún otro miembro de la Asociación.
Señaló que nunca se había tratado hasta ahora el tema del cosplay en las reuniones de organización. Si Alejandro le dijo a Rafaela algo, se trata de una postura personal y NO ES UNA DECISIÓN DE VIÑETAS CON ALTURA

Hizo notar que se hizo un esfuerzo enorme por tener a un autor Francés, que ha trabajado más de 15 años en el mercado del manga independiente y que trajo consigo obras de 12 mangakas, haciendo notar, de forma un poco innecesaria que se trataba de mangakas independientes, que no dibujan ojos grandes y que tal vez por eso ningún otaku lo notó.
Dijo que el Festival es un Festival de HISTORIETA que tiene como objetivo presentar a la historieta como UN ARTE, por lo tanto, toda manifestación comercial-consumista-capitalista queda fuera

Termina acotando que toda la onda fan queda fuera del evento, porque, a su parecer, los fanatismos son imposiciones del comercio y expresando que en el futuro seguirán buscando la manera de invitar a algún autor japonés y hacer lo necesario para que los Otakus no se sientan excluidos

Rafaela responde a esta carta y refiere que conquistar el medio otaku-coleccionista de anime y a los fanáticos de la cultura japonesa, es sin duda alguna el medio MÁS ARDUO de conquistar para un historietista, puesto que sus fans son increíblemente exigentes en sus gustos

Se pregunta a si misma el cómo los organizadores del Encuentro de Historietas quieren llegar a un mercado que desconocen, cuestiona a Cuevas acerca de su respuesta en torno a los gustos de los seguidores del manga ya que, en palabras de ella, el otaku no sólo busca ojos grandes y si no los tiene no significa que la obra no sea manga o anime?
Afirma que el hecho de que exista un presupuesto para eso del cosplay es negativo ya que aquella persona que un cosplayer lo hace por afición

Aborda nuevamente la conversación con Alejandro Archondo lamentando su comentario acerca de que el público al que él apunta es el extranjero, alegando que ella espera llegar a tener fama con la exigente gente de su país, a tenerla con un pequeño círculo de extranjeros

Cita un extracto de la carta de Joaquín Cuevas respecto al fanatismo y el comercio y expresa su malestar por el hecho de comparar al fanatismo con simple comercio, agregando que ella es fanática de varias cosas sin sentirse obligada por el comercio a serlo, y le atribuye a Cuevas la ofensa de decir que todos los promotores de la cultura otaku: organizadores de eventos, artistas, músicos, administradores de foros y TAMBIÉN historietistas con ésta línea, son fruto del comercio.

Llegando a la conclusión de que la carta denota un absoluto desinterés acerca del mundo otaku en general y un desconocimiento TOTAL acerca de ellos.

Tras esta nueva respuesta de Rada, los integrantes del foro siguen emitiendo criterios, entre los que destacan:

- que el comic siempre ha tenido la capa caída acá en Bolivia
- que hay decisiones de ya no asistir más a eventos relacionados con comics
- que si eventos como el Encuentro de Historietas no apuntan a los fanáticos, entonces, a quién apuntan?
- que los fanáticos son los que fomentan a los autores con el consumo del producto

Habiendo leído todo esto, y como una persona que se identifica como un consumidor de historieta, me propuse expresar algunos puntos de vista que no pretenden de ninguna forma dar la razón a ninguna de las partes, pero si pretenden cambiar ciertas formas de pensar que me parecen muy destructivas en cuanto a algo que es tan simple como una elección personal, para establecer el primer punto de neutralidad debo aclarar que Comic Bolivia no es parte de Viñetas con Altura, la relación con Joaquín Cuevas, Alejandro Archondo, Edwin Álvarez y Rafaela Rada es la de la amistad y el compartir la misma afición, aclarar además que este artículo de ninguna forma pretende caldear la situación, si no brindar puntos de vista que quizá no se han tomado en cuenta. Se ha contactado con las partes involucradas y cada una ha elegido voluntariamente aclarar o no añadir nada al respecto, sin ser presionadas de ninguna forma y sólo apelando a su derecho de respuesta. Edwin Álvarez de Vivarium Industry aclara que el no forma parte de Viñetas con Altura, limitándose su participación dentro del Encuentro a organizar el Salón de Arte Fantástico, declara además no haber recibido comunicado alguno, desde la publicación del post de Rafaella Rada en Todoketai hasta el momento de publicarse este post, haciendo referencia a su exclusión de la organización por parte de Viñetas con Altura.

Hecha esta aclaración se puede empezar con tratar de definir el tema de fondo en esta situación, será lo importante pagar o no pagar a un tal grupo para disfrazarse? Será lo importante que se tome muy tibiamente la participación nacional dentro de un evento internacional como lo es el Encuentro de Historietas? Será importante cuál es el criterio de selección de los invitados a dicho Encuentro y qué combinaciones surgen de esta? O será acaso importante darse cuenta que dentro de la misma afición existan fisuras tan insalvables como para que temas irrelevantes como los anteriores eviten la organización de un evento, cualquiera que este sea?

Dejando establecido que la historieta es la misma en todo el mundo, es decir, contar historias a través de secuencias inteligibles y que se la denomina comic, manga, banda desinee, etc. sin que sea diferente en forma si no sólo en contenido y debido obviamente a los tintes regionales, culturales, políticos, etc. podemos inferir que:

Es evidente que cuando se organiza algo, siempre existirán detractores, pero es responsabilidad de cada uno ser un crítico constructivo, se han venido organizando desde que todo el fenómeno comic y manga surgió en el país más de un centenar de eventos de distintas índoles, festivales de anime, concursos de dibujo, encuentros de aficionados, festivales de coleccionistas, etc. cada uno con más o menos éxito que los demás, pero en su mayoría fugaces y sin mayor trascendencia para el entorno en el que se desarrolla, pocos eventos, quizá por no decir ninguno han logrado llegar más allá de su público meta y sólo han servido para satisfacer la necesidad inmediata del grupo consumidor, lo cual no es malo, pero no deja de ser poco valedero, es decir, no debería tener una determinada comunidad, ya sea de comics, manga, juguetes, juegos de rol, magic o anime, la responsabilidad de forjar una imagen positiva de su afición con la comunidad que no la conoce? No debería tratar, por simple selección natural, de expandirse y liderar? Claro que si, pero eso debería aplicarse también entre comunidades, el grupo de coleccionistas de comics por ejemplo, debe formar una imagen positiva con los demás, y eso debe incluir obligatoriamente a otros grupos como los coleccionistas de manga y viceversa.

Con todo este ir y venir de comentarios no se logrará quizá que una de las partes le de la razón a la otra, pero si ha hecho que en el proceso, las comunidades adopten posiciones defensivas y se aíslen las unas de las otras, la culpa recae de todas formas en los promotores de estos comentarios.

Si bien Archondo pudo referirse a un cierto porcentaje de representación de la comunidad otaku, que bien puede ser cierta para la realidad de Archondo, Rafaela pudo tomar otras acciones más constructivas para cambiar esa percepción, yo no leía manga y tenía un concepto similar a Alejandro hace unos años debido a lo similares que eran los dibujos de muchos autores, concepto que cambió radicalmente cuando me regalaron los números de Akira de Otomo, que hablan por si solos y no necesitaron que yo entrara en polémicas personales con uno u otro grupo, Akira puede o no gustarle a otras personas, pero quiero rescatar la idea del hecho, Rafaella produce manga, pienso en lo personal que hubiera sido más beneficioso para más gente que Rafaella produzca más manga y la publique, ya sea en su blog, sus revistas u otros medios a que gaste tiempo expresando molestias personales en el foro, que aunque es un medio libre de comunicación, ha traído como se cita más arriba una serie de prejuicios y roces entre el público.
Ahora bien, Rafaela tendría todo el derecho de decir que ella produce manga y que no es culpa suya que algunas personas no consuman sus productos, pero ahí volvemos al círculo vicioso de las preferencias personales, para mi la música cristiana representa el 0,000001% del mercado porque yo no conozco nada de el, pero estoy seguro que algún grupo se sentiría ofendido por una opinión así, no indagaré en ese mercado, porque no se adecua a mis preferencias, pero puedo hacer un esfuerzo en tolerarlo y respetarlo cuidando el cómo y el con quién me expreso al respecto.

El tema del cosplay, creo que es cuestión de leer la explicación de Joaquín Cuevas, sólo decir que efectivamente como señala Rafaela, es obvio que los muchachos que hacen cosplay lo hacen por amor a sus personajes, pero es cierto que a todos nos viene bien un incentivo por lo que hacemos, Viñetas con Altura no cobra a los asistentes al Encuentro de Historietas y querer incluir más atracciones al evento debería ser interpretado como interés por hacer un mejor evento, cito una opinión de la misma Rafaella Rada en el foro todoketai respecto a lo positivo o no del cobro en un evento y de cuál había sido el mejor evento del año pasado:

“es mejor que nadie se haga al ciego ni al angelito, mal que mal hay que cobrar; ambos eventos y en realidad cualquier evento de este estilo tiene que LUCRAR, por que los equipos, el sonido, el lugar incluso los talonarios de entrada no son gratis, así que mejor hay que dejar eso de que sean lucradores o no de lado, por que los macro-eventos SON CAROS, por lo tanto no le veo nada de malo en absoluto a los precios.

y por ultimo: no veo que aquí nadie se esté pisando la cola, así que si habrá un mejor evento o uno mas concurrido sólo la gente tiene la última palabra, me parece de pésimo gusto tener que dividir a los organizadores, al foro y sus seguidores con una horrenda encuesta”

Tomando en cuenta estas palabras, me parecería lógico que se apoye incondicionalmente a un evento que no cobra ni un centavo a sus asistentes, pero defiendo así mismo el hecho que se debe tener más en cuenta las distintas opiniones de la gente que ayuda en la organización y no centralizar el mando en un determinado grupo, quizá existen rencillas contenidas que se podrían subsanar con el simple hecho de reunirse e intercambiar opiniones, siempre que éstas sean constructivas.

Saliéndome un poco del tema, quiero hacer una reflexión a todos en general, cuál es el evento más antiguo y más regular que tiene nuestra ciudad o el país? El Encuentro de Historietas, por qué tratar de menospreciar algo ya instituido y que a base de trabajo, aunque deficiente en muchos aspectos, ha logrado continuidad, algo extremadamente escaso en este tipo de eventos? Así también, será utópico pensar en una colaboración de parte del colectivo Viñetas con Altura de apoyar eventos similares en pro de cumplir con sus objetivos de difundir la historieta? Es magnífico que se organicen nuevos eventos, pero la regularidad es un punto que debe tomarse muy en cuenta, nunca está demás aprovechar el empujón que puede dar la participación en un evento que ya es reconocido fuera de las fronteras y que cuenta con cobertura.

Rafaela cuestiona severamente la inclusión como invitado de Marcelo Fabián de clandestinatix al Encuentro, aduciendo que es un mero editor de la exitosa Super Cholita, quiero decirle a los lectores que Marcelo lleva prácticamente la misma cantidad de años publicando historietas independientes que Rafaella, es más, si estoy en lo correcto ellos debutaron juntos en Bolivia en una publicación independiente (Rafaela lo había hecho antes pero en publicaciones recopilatorias como Bang! y Crash!) en la fenecida Trazo Tóxico, junto a Marco Guzmán, para luego tomar caminos diferentes, Marcelo siguió publicando el Trazo, además de publicar en la Razón, en Acción Comics, Gringo Muerto, etc. por tanto no me parece extraña la decisión de invitarlo, ese tema no debería tocarse a menos claro, que realmente exista una rencilla personal. Marcelo ha preferido no opinar al respecto de estas declaraciones.

Es un sinnúmero de opiniones las que sería interesante analizar, aunque hayan sido fruto de la ofuscación, aunque comentarios acerca del contenido de los comics, hacen que uno se sienta preocupado, afirmar que los comics son un 90% sexo y 10% surrealismo estúpido es algo tan sujeto de los pelos como afirmar que todos los negros son de África, siendo justos existen varios comics referentes al sexo, pero no se puede negar bajo ningún concepto que quien más ha desarrollado el mercado de la pornografía en las historietas es el manga, géneros como el hentai, el bondage y varias más lo demuestran, existen mangas pedófilos y deben existirlos también en los comics, pero a mi me fue más accesible la pornografía del anime hentai que la pornografía real en la tiquina o en festivales, que hay comics violentos, cierto también, pero en manga existe también, Devilman, mi favorita personal, es sumamente violenta y tiene referencias explícitas acerca de los demonios, establezcamos entonces que no se puede acusar a un formato o estilo , ya sea comic o manga de muy violento o muy sexual, ya que estos son géneros que se pueden realizar en cualquiera de los dos, si hay un pokemon en Japón, existe un teletubbie en USA, Japón tiene de todas formas la batuta en lo que a manga ultraviolento (violence Jack) y ultrasexual (orotsukidoji) se refiere, pero es cuestión de qué prefiere uno consumir y lo que no, yo recuerdo que en la infancia el único tipo de dibujo animado donde veías morir de verdad a un personaje era en una serie Japonesa, aún así, en lo personal disfruto de series de animé humorísticas como los Gatos Samurai o los Caballeros del Kodai (qué buenas) como de películas de contenido adulto como Golgo 13 o Perfect Blue.

Los prejuicios que un grupo pueda tener hacia los gustos o preferencias de otro grupo son inevitables, pero también se pueden solucionar, es cuestión de deponer actitudes absolutistas, eso depende de cada uno y también de nosotros los canales de información y debo reconocer que quizá no lo estamos haciendo del todo bien.

Es más, Joaquín también cometió el error de decir que probablemente un otaku no se dio cuenta que el manga se incluyó en el Encuentro del año pasado debido a que los dibujos no eran de ojos grandes, Rafaela muy en lo correcto hizo notar que no es necesaria la presencia de ojos grandes en un manga o anime para que este sea tal, incluso, yo sabía que los personajes malvados siempre tienen los ojos pequeños, pero el punto es que nos encontramos frente a posiciones que se pueden cambiar tan sólo siendo más abiertos a cosas nuevas, ser considerado con una comunidad a la que uno quiere acercarse implica informarse, no se puede hacer un llamado a un movimiento sin conocerlo y esa es una de las cosas en las que Rafaela tiene razón, pero es en parte responsabilidad de ella dar a conocer a esa comunidad, estando ella en una posición intermedia entre el comic y el manga, también lo es de los miembros de Viñetas el enterarse qué es y qué representa el movimiento otaku aquí en el país y todo se aplica igual a la inversa.

Siempre es difícil obtener adeptos a un movimiento, más si éstos ya tienen definido un gusto, pero no es tan difícil poder compartir puntos de vista, el comic y el manga no son opuestos, entonces no creo que unos traten a los otros con desprecio porque de ser así se estarían despreciando a si mismos, sería como una pelea entre transportistas pero entre taxistas y minibuseros, en esencia son lo mismo, se ganan la vida de la misma forma y su objetivo es similar.

Otra opinión afirma que el comic siempre ha estado de capa caída a lo cual le puedo responder con un rotundo si, pero es culpa de los autores? de la cultura del país? culpa del público consumidor? de los medios de promoción?, es culpa de todos, pero se aplica lo mismo al manga nacional y al incipiente anime, si es que lo hay, hay gente que preferiría un tomo de 390 páginas que cuesta 40 Bs. de Dragon Ball a un número de 24 páginas de un manga nacional que no se sabe si va a continuar, nuevamente es cuestión de gustos y de análisis de calidad/cantidad, es gracias a eventos como el Animaton o el Encuentro de Historietas que se fomenta la calidad de la producción, pero ese es un tema demasiado transversal, para finalizar, sin querer dar concejos a nadie, ya que no se necesitan me quedo con tres comentarios que me parecieron de lo más triste y que fueron en parte los que me motivaron a compilar este artículo, espero que todo lo dicho no genere más controversia y que nos sirva a todos como lección, no deponer orgullos personales sólo lleva al aislamiento y el aislamiento a su vez no lleva a nada.

“En los eventos de historietas o literarios (al menos a los que tuve la oportunidad de asistir) en los cuales la mayoría de la gente es mayor de edad (promedio de 25 para arriba), y la gente se reserva y parece que todos estuvieran en un velorio, gente estirada y que solamente les falta el monóculo, parece que solamente asisten por cuidar un estatus social o algo parecido. Obviamente, en un ambiente como éste, un fanático se sentiría incómodo y limitado”

“puedes ver a un montón de mocosos ver una serie que ni siquiera entienden haciéndose a los conocedores sólo porque tienen el dinero para costease mangas, comic y Anime, eso es molesto como lo es encontrar series como Lain y Macross entre las infantiles junto a Barnie el dinosaurio. Pero hay que demostrarles que no es un dibujito animado de moda como lo fue Dragon Ball y Pokemon en sus épocas”

“...el manga enseña otras cosas...que el argumento no lo es todo, el todo es el objetivo o fin del argumento, (el manga nos enseña a) aumentar nuestra auto confianza, saber que si nos esforzamos podemos y que si lo intentamos sabremos, cosas así son ignoradas por aquellos que lamentablemente escriben comic de una forma algo como historieta de periódico o como el chiste del día”
Luego de esas tres barbaridades y para terminar, incluyo un último comunicado de Joaquín Cuevas, presidente de Viñetas con Altura, tratando de esclarecer algunos temas específicos. Rafaella Rada por su parte ha decidido ya no ahondar más en el tema y ha anunciado el cierre del tópico en el foro Todoketai.
---------------------------------
Joaquín Cuevas
Presidente de Viñetas con Altura
Por favor amigos Otakus, lean esto con calma. He tratado de no caer en comentarios impulsivos o prejuiciosos. No crean en lo que Rafaela Rada (Mussette) dice que dijimos, si no vayan directo a las fuentes. Lamentablemente toda esta discusión se basó en mentiras y exageraciones de Rafaela. Este texto se divide en 3 partes: una sobre nuestra labor, otra sobre el asunto del cosplay y el acercamiento a los Otakus y la tercera sobre el comportamiento de Rafaela. Pueden leer las 3 partes en desorden si quieren, yendo directo a lo que les interesa.
1. Sobre el Encuentro Internacional de Historietas y Viñetas con Altura
Mucha gente ha opinado despectivamente de nuestro Encuentro Internacional de Historietas, llamándolo "eventucho" o cosas así. Bueno, más allá de querer ahondar en las diferencias y agrandar la pelea, me gustaría mencionarles algunas cosas positivas que este evento ha logrado en 5 años, que, aunque estén poco vinculadas al mundo del animé y manga, tienen una gran importancia dentro el desarrollo artístico y cultural de nuestro país:
Gracias al Primer y Segundo Encuentro Internacional de Historietas (2003 y 2004) muchos autores que veíamos esto como un hobby nos dimos cuenta que podemos hacer historietas de manera profesional… a partir de ese momento las publicaciones bolivianas fueron en aumento. En el 2003 sólo existía la Crash, en cambio hoy existen alrededor de 70 publicaciones nacionales. Sobre la calidad, ideología, comercialidad, etc. se puede criticar mucho, pero creo que lo positivo es que un movimiento creativo ha despertado y que su principal característica es la diversidad.
El evento ha sido y seguirá siendo GRATUITO. No cobramos entradas ni nada de eso. Sólo tres veces cobramos por algo: el año pasado cobramos 5 Bs de entrada al concierto clausura (este año no cobramos nada pues conseguimos auspicios para cubrir este gasto) y este año cobramos para dos talleres nada más: el de Marie Caillou (había que alquilar equipos y el que venía con su compu no pagaba nada) y el de Sonia Pulido (Había que comprar material), que duraron tres días y fueron para 20 alumnos y sólo costaron 40 Bs, con becas completas para artistas de historietas. ABSOLUTAMENTE TODO LO DEMÁS FUE GRATIS, pues nos pasamos todo el año buscando auspicios para que la gente no pague nada.
Muchos piensan que los autores extranjeros que llegan son vacas sagradas que sólo aparecen a la hora de la cena y cuando hay que hacer turismo. Eso es falso y la gente que asiste al festival lo puede garantizar. Los invitados siempre han sido exprimidos al máximo para dar talleres, compartir con el público, revisar carpetas de los aficionados y participar de charlas. Mucha gente se ha formado con lo que los invitados de afuera vinieron a enseñar. Yo antes de ser organizador del evento (hace sólo dos años que tengo ese cargo) asistí a todos los talleres y charlas que se dieron. Así aprendí mucho y lo puse en práctica en mis trabajos. Lo mismo mis colegas de Viñetas y muchos de los autores que se autoeditan, o se ganan la vida dibujando, ilustrando o haciendo animación para publicidad.

Gracias al contacto con la gente de afuera muchos autores nacionales ahora publican en el extranjero. Uno que otro incluso se ganan la vida gracias a eso.
El público que asiste al festival es diverso y es cada vez más amplio: desde niños de escuela hasta ancianitos, pasando por todo tipo de jóvenes con diferentes gustos y adultos con mayor o menor gusto por el arte. La oferta de actividades es amplia y se puede ver una gran diversidad de ejemplos de historieta mundial.
Sobre la asistencia al festival… en realidad hasta ahora no hemos superado la cantidad de visitas del primer encuentro, pero las cifras no están mal. El último año, a pesar de los problemas de acceso al Tambo Quirquincho, el número de visitantes aumentó en relación al año anterior:
1er Encuentro: 7000 personas
2do Encuentro: 6000
3er Encuentro: 2500 (fue la época de la renuncia de Mesa… había manifestaciones a toda hora y el Encuentro tuvo que cerrarse casi todo el tiempo)
4to Encuentro: 5000
5to Encuentro: 5500
A partir del éxito de estos festivales muchas instituciones dejaron de ver a la historieta como un arte menor. Hoy la respetan y abren sus galerías para exponer obras historietiles durante el festival. Lo mismo la prensa y el público en general.
Durante el encuentro se puede comprar a muy bajo precio y de la mano del autor todo tipo de publicaciones latinoamericanas, algo totalmente inexistente en librerías o kioscos por su poco impacto comercial, pero con una gran calidad artística.
El Encuentro Internacional de Historietas Viñetas con Altura se ha ganado mucho prestigio a nivel nacional e internacional. Hoy, le duela a quien le duela, es nomás el más grande de Latinoamérica.
El Encuentro requiere de la participación de casi 100 personas, entre voluntarios y organizadores amantes de la historieta. Esto permite la realización de una serie de actividades que se extienden a 7 espacios en La Paz y El Alto y a 7 espacios en Cochabamba, Santa Cruz y Sucre.
Estas fueron algunas cosas positivas que hemos logrado en 5 años. También es bueno aclarar algunas cosas:
Siempre hemos escuchado las críticas. No somos gestores culturales profesionales ni sabios que sabemos contentar a todos, pero cada vez que se nos ha hecho una crítica la hemos tomado en cuenta para mejorar la siguiente versión del festival.
La participación boliviana siempre ha sido mayor a la de cualquier otro país. Se han creado susceptibilidades acerca de que tratamos mejor a los extranjeros, pero esto no tiene fundamento, pues si hemos dado especial atención a los de afuera es porque los de acá saben cómo tomar un minibús, hablan español y no necesitan cambiar moneda. Imagínense ustedes en un país desconocido… creo que necesitarían un poco de cuidado extra. Además si se nos muere un Liberatore ¿qué hacemos?
Este Encuentro no es un negocio para nadie y se lo hace con amor. A pesar de los auspicios, generalmente los miembros de Viñetas terminamos poniendo de nuestros bolsillos para gastos logísticos.

2. Sobre el acercamiento al público Otaku y el tema de los cosplayers
Con toda esta discusión hice memoria de algunos puntos que a todos ustedes les van a parecer interesantes.
Hace más de un año, justamente Rafaela me dijo que un grupo de cosplayers de El Alto estaba interesado en participar del Quinto encuentro, disfrazándose de personajes bolivianos y latinoamericanos, pero que querían un pequeño "incentivo". Como ya estábamos fuera de tiempo para presupuestarlo, les ofrecimos (a través de Rafaela) un lote de libros y una beca a todos los talleres del festival. No supimos más del asunto y al final nunca supimos quienes eran los cosplayeros de aquella vez.
Seguramente esta situación, que podría considerarse un proyecto inconcluso de integración de los cosplayeros al festival, fue la que motivó a Alejandro Archondo a buscar los teléfonos de los cosplayeros que estaban en el evento de psicodelika. Lo de "reclutar", de "utilizarlos para aumentar nuestro público" y de "considerarlos unos tipos raros" son palabras de Rafaela que nunca Alejandro o yo dijimos.
Nunca buscamos a Rafaela como un nexo al mundo de los Otakus. Para participar del Animatón fue el mismo José (organizador) quien se puso en contacto conmigo. Estuve sólo un par de horas en ese evento y me fui, porque la verdad no vi ningún interés del público del Animatón hacia mis obras (humor político) y a las producciones de Viñetas (historieta de autor y la revista de información HB). No por eso demostré falta de respeto o falta de amor a la historieta japonesa.
Esto me lleva a tratar el tema de quien es "cerrado" y quien no. Cuando Alejandro dijo que Rafaela dijo que los Otakus son cerrados, no se refería a que eran tímidos, si no que difícilmente aceptan otros artes que no vengan del Japón… ¿es cierto eso? Ustedes me dirán… Por lo que he leído en este foro se ve que los Otakus son buenos conocedores de lo japonés, pero una mayoría sabe poco de otros tipos de historieta.
El Encuentro internacional de Historietas lo inventaron una pareja de franceses (a quienes recordamos con cariño) y es por eso las primeras versiones tenían un gustito a europeo. Esto ha ido cambiando. El festival ha tratado de abarcar la mayor cantidad de expresiones relacionadas a la historieta y también hemos tratado de exponer historieta japonesa o Manga. Ya hablamos de Boilet y la Nouvelle Manga y este año teníamos otros planes, en los que incluimos a Rafaela para que los co-organice, en un gesto de abrir el festival a diferentes manifestaciones.
Respecto a lo comercial, lo "fan" y temas afines: la verdad es que, en lo personal, prefiero la palabra "público" a la palabra "mercado" y la palabra "lector" a la palabra "fan". Todos tienen derecho a ser fans de lo que quieran, pero el festival busca públicos y lectores antes que fans. Nada más. No tienen por qué tomarlo como una provocación o un desprecio hacia ustedes.

3. Sobre el comportamiento de Rafaela.
Es cierto, Rafaela se ganó al público Otaku con su sudor y su arduo trabajo: Asistiendo a todos los festivales animé; creándose una imagen, una fama que va más allá de sus dibujos; incluyendo en sus revistas referencias a los Caballeros del Zodiaco, Naruto, y otros, para que los Otakus vean caras familiares; participando de foros y poniendo un blog para difundir sus revistas; vendiendo hábilmente sus producciones a través de su presencia y la imagen que se ha forjado.
No tengo nada en contra de eso, pero lamentablemente Rafaela también ha usado algunas estrategias discutibles para aumentar su fama y crear polémica:
Viñetas con Altura invitó a Rafaela a ser invitada de honor del Sexto Encuentro Internacional de Historietas y a participar de la organización del evento. Rafaela aceptó de muy buena gana y siempre que hablábamos con ella todo iba bien. No sabíamos que a nuestras espaldas estaba serruchándonos el piso, tergiversando palabras nuestras e incluso mintiendo para poner a los Otakus en nuestra contra. Les informo queridos Otakus que Rafaela ha asistido a las reuniones de Organización del festival y me sorprendió descubrir la anterior semana que para ustedes, ella se pinta como una heroína que lucha contra el sistema (nosotros) cuando ella misma aceptó hace 3 meses ser parte de la organización del Festival de manera independiente, como Edwin Álvarez y Marcelo Fabián.
Rafaela y mi persona, durante el año, hemos cultivado una amistad que se alimentó de salidas nocturnas los fines de semana e incluso una colaboración en la revista Axcido (ver el último número, en el que Rafaela dibuja un guión mío). Hace una semana ella me citó para hablar de algunas cosas que le preocupaban. Si van atrás en esta discusión podrán ver cuando ella dice "hoy tendré una charla larga con el jefe de la organización, expondré los puntos de vista de la comunidad además de mis opiniones personales". Pues bueno, tuvimos una charla larga (yo ignoraba la existencia de esta discusión en el foro) en la que ella nunca "expuso los puntos de vista de la comunidad" y terminó aceptando que todos esas supuestas aseveraciones sobre los Otakus, los cosplayeros y el 0.0001% era un error de percepción suyo. Me sorprende que hasta ahora ella no de la cara sobre lo que admitió en esa reunión que tuvimos y que siga aumentando leña a este fuego creado por sus mentiras (Rafa: existen leyes contra la difamación). Me siento traicionado por alguien a quien consideraba incapaz de violar principios básicos de ética.

Sobre Yerko "Renfield" Escóbar, alias Corven, no tengo nada que decir.
Sobre el Anti-Encuentro, sólo les digo que tienen todo el derecho de hacerlo, pero que también podrían aportar a que el encuentro existente mejore, pues siempre hemos escuchado críticas y hemos invitado a las personas con ideas diferentes, para enriquecer la variedad de actividades. Reconozco que a los Otakus no se les ha dado suficiente espacio en anteriores versiones, pero gracias a todo lo discutido en este foro –por suerte estamos a tiempo- la siguiente versión podrá tener una oferta de actividades del agrado suyo. Creo que esta discusión nos ha acercado más y espero que la comunidad Otaku sienta a partir de ahora que puede proponer ideas para mejorar esta labor de levantar el noveno arte en nuestro país.
Fin del comunicado
P. S. A sugerencia de Rafaela, incluyo el link directo del post en el foro Todoketai, pueden leerlo y ubicar las fuentes directas de cada comentario acá, efectivamente terminé el artículo cuando habían todavía respuestas en el foro, pero no puedo esperar hasta que el tema se "agote" para opinar
Publicar un comentario