domingo, 13 de marzo de 2016

Reseñas de comic boliviano (marzo 2016)



He estado dejando de lado el blog por diferentes causas, pero no he dejado de leer historietas de colegas coterráneos. Así que quiero retomarlo haciendo una de las cosas que más disfruto.
No quiero, sin embargo, quedar como abogado del diablo al hablar del trabajo de otros siendo también autor, pero creo firmemente que un aspecto importantísimo en un movimiento de historietas es el de la crítica. Leer lo que otros piensan de tu trabajo, puede servir para empecinarte con la forma en la que los haces o para tratar de corregir las imperfecciones que te puedan señalar personas que probablemente sepan de lo que están hablando. En un medio tan pequeño como el local, sin mercado establecido, sin editoriales formales, sin distribución y muchas otras falencias, es que debemos tratar, desde nuestros campos de acción, de aportar a que todo esto marche mejor.

Tengo otros comics pendientes, si quieren que dé mi opinión acerca de un título en específico o quieren que reseñe sus trabajos, pueden escribirme al correo: kusilloktorc@gmail.com, correo que también se halla abierto a sus opiniones acerca de estas reseñas.

Crónicas Comic #1
Editorial Casa N. 100
44 páginas
Interiores B/N - tapa full color
Mayo de 2015
Autores:
Valeria Arancibia
Raúl Claros
Gustavo Herbas
Gustavo Laruta
Andrés Montaño
Daniel Pacheco




6 historietas cortas conforman el primer volumen de Crónicas Comic, producción independiente de autores jóvenes, algunos debutantes y otros con algo de recorrido.
Lo primero que uno nota al hojear Crónicas es la variedad de estilos y que algunos de los autores necesitan pulir más su trabajo en el aspecto gráfico.


“El último quirquincho”, de Val Arancibia, cuenta de forma sencilla y graciosa la situación de unos quirquinchos ante su inminente extinción, dibujos fluidos del estilo que se ha estado poniendo de moda, similar al de la animación, acompañan una historia ligera pero que aterriza de buena manera. Espero que Arancibia siga produciendo historieta, porque es una autora que valdría la pena seguir.



“La parábola”, de Raúl Claros, nos plantea un mundo futurista y post apocalíptico en el que vemos una situación aislada de uno de sus habitantes. Un comic que trata de incluir elementos novedosos en cuanto al mundo que recrea, como el aparato donde la familia se conecta, que recuerda en algo a la pantalla donde se veía al gran hermano, de la novela 1984, pero que no llega a causar una impresión más profunda debido al limitado recurso gráfico. En resumen, un autor que se nota que tiene ganas de contar historias, pero que debe esmerarse muchísimo para que la parte gráfica acompañe de mejor manera su narración.


“El buen tipo!”, de Gustavo Herbas, es la propuesta más alternativa de la publicación y la de mejor manejo gráfico, un episodio  absurdo (como atractivo) que plantea una situación ‘típica’ en un bar cualquiera. El estilo de Herbas acompaña de manera exquisita el sinsentido humorístico que plantea su historia, para rematar de manera sencilla y contundente. Otro de los autores de los que deberíamos demandar mayor producción.





“Nuace”, de Gustavo Laruta, cuenta la historia de una especie de ser sobrenatural o ‘ángel caído’ en una ciudad de La Paz alternativa y su adaptación a un mundo diferente al que ella acostumbra habitar. Al quedar en ‘continuará’, no puedo dar una opinión más concreta de esta historieta. Aunque recomiendo al autor practicar su dibujo, no incluir fotos con efectos para dar mayor unidad a la presentación, cuidar más la parte de los globos de texto, que en su mayoría se ven poco agradables y uniformar el tipo de letra y el tamaño del texto que utiliza en su comics. Resumiendo, su presentación esta flojita. También me referiré a los cuadros de texto de este autor, pero lo haré de forma general al final de esta reseña.

“A las sombras de la tecnología”, de Andrés Montaño, la historia más larga de la publicación y una de las dos con las que participa este autor, la segunda es una mini historieta de una sola página por lo que me referiré sólo a esta. Montaño es el autor con más oficio de historietista en la publicación, además de ser el más equilibrado en cuanto a sus aspectos gráficos, narrativos y de guión, lo que no necesariamente implique que sea superior a sus compañeros en todas las casillas, sino que no acusa falencias notorias al momento de construir su historieta. Un sci-fi discreto que nos alerta de la intromisión negativa de la tecnología en nuestra vida cotidiana con un toque heroico y de aventura que entretiene y genera interés al lector hasta la culminación misma. Opino que en Montaño tendremos a uno de los autores que constituirán la base de la nueva camada de autores regulares y constantes del movimiento de historieta nacional.

“El secreto del lago”, de Daniel Pacheco, cuenta la historia de un antropólogo que se aventura al lago Titicaca en busca de datos sobre una ciudadela que ha aparecido recientemente, una especie de Atlántida andina. Si desde el inicio los dibujos de Pacheco no destacan (aclaro que tampoco son malos), su puesta en página hace que el lector se distraiga de la lectura que de todas maneras tampoco es muy interesante, o por lo menos no resulta serlo, ya que se plantea la existencia de un ‘secreto’ en la civilización investigada, ‘secreto’ que nunca se devela o se establece, sino que se presenta un final abrupto que echa por tierra cualquier interés por saber más de la historia que se supone que se está planteando al inicio.
Quizá el comic tiene continuación y no se especifica, pero no sé si creer que esa sea la idea. Le recomiendo al autor utilizar una puesta en página clásica para evitar esa apariencia desordenada en sus viñetas y también le recomendaré algo respecto a sus cuadros de texto a continuación.

Crónicas Comic ha reunido un grupo interesante de autores, donde todos afortunadamente tienen algo que mostrar, es en cómo lo cuentan que deben trabajar más. Ya sea en el aspecto gráfico, mejorando su dibujo o haciendo la página algo más organizada para su lectura, apartado en el que hasta Arancibia tropieza en un punto. Hay un elemento que quizá sea el que me llamó más la atención, el mal uso de cuadros de texto en un par de historietas. El comic (o historieta, es lo mismo) es un medio eminentemente visual, cuenta una historia, claro que sí, pero lo hace a través de imágenes, por lo que los cuadros de texto sólo deberían usarse cuando no es posible transmitir con otros recursos de la historieta lo que se quiere. Los diálogos y los dibujos son, en el 99% de los casos, la forma más efectiva en la que el autor va contando su historia y el cuadro de texto sirve de apoyo en donde los otros tal vez no alcanzan para ese cometido. Existen otros recursos, pero menciono los más comunes. Comparando con el cine, un cuadro de texto es igual de interesante que la voz en off, una vez está bien, pero si nos pasamos toda la película oyendo hablar a alguien sin que mueva la boca o a alguien que no está en pantalla, se tornará aburrido. En ciertas películas introspectivas, la voz en off se justifica, pero en la mayoría de ellas, no. Pasa lo mismo con el cuadro de texto, pueden usarlo para decir algunas cosas que no se pueden transmitir mejor a través de dibujos o diálogo, pero poner bloques de prosa rebuscada hará que su comic naufrague de forma estrepitosa. Por eso es que generalmente en el comic aparece la figura del acompañante, el personaje que hace que el protagonista no se pase todo el tiempo hablando solo, este acompañante puede bien ser un representante del mundo desconocido que va explicando al protagonista elementos que no sabe del entorno o ser todo lo contrario y ser más bien el que pregunta todo para de esa forma hacer conocer al lector lo que necesita saber.
Sólo son sugerencias las que doy, porque son autores que recién empiezan, no es con intención de señalar sus puntos negativos y ya. Soy el primero en tener interés de poder leer el trabajo de nuevos autores y verlos mejorar con cada obra publicada. Es inminente la publicación del segundo número, veremos qué pasa. Espero que les vaya bien.

Lima Limón – Hiper Hype
CTX Studios
48 páginas
Interiores B/N - tapa full color
2015
Autores:
Guión: Marcelo Fabian
Dibujos: Armin Castellón

La tercera entrega de la serie Hiper Hype de CTX Studios continúa en este número dibujado por Armin Castellón. Para los que no leyeron antes material de Marcelo Fabian, lo que necesitan saber es que van a reír bastante, definitivamente es un punto a favor que Marcelo cuente con alguien dibujando, con mayor razón si se trata de Armin Castellón, un autor joven pero de indiscutible calidad, sus dibujos son dinámicos y transmiten una gran cantidad de emociones acordes a cada situación, sé que siempre termino criticando un poco el hecho de que los autores nacionales trabajen con estilo manga, pero me supera el saber que pudiendo seguir desarrollando sus habilidades, a veces se encasillan demasiado en el estilo oriental. Pasando ese detalle, la historia es muy disfrutable, las heroínas Lima y Limón, intervienen una fiesta juvenil en busca de información para esclarecer un caso y lo hacen en una aventura llena de acción, buen humor y situaciones entretenidas.

La historia en sí es bastante sencilla, pero no simplona y la puede disfrutar cualquiera sin haber leído trabajos previos de estos dos autores. Marcelo ha ido de alguna manera haciéndose especialista en trabajar personajes femeninos y aunque su construcción de personalidad en el sexo opuesto está plagado de clichés, no se hace incómodo, ya que los utiliza en pro de darle humor a la historia y un aire desenfadado.
Realmente se recomienda un trabajo bien cuidado como este, que debido a su extensión, permite elaborar mejor las situaciones que van construyendo la trama general. Quizá la parte más flojita sea el final, pero ya saben lo que dicen, a veces no importa el destino, sino el viaje.

Impulso Inquieto
Plan & Media Comic
28 páginas
Interiores B/N - tapa full color
2014
Autor:
Guión y dibujos: Jorge Catacora
Aunque data del 2014, recién pude leer este trabajo de Jorge Catacora, quien es más conocido por su trabajo en animación.
Impulso inquieto nos presenta a Juan, un jovencito común que posee un extraño artefacto y una curiosidad inagotable por saber su origen y atributos al mismo tiempo que añora la compañía sentimental de la chica linda del curso. Si bien arrancamos con una premisa interesante, apoyada por un dibujo sencillo en estilo manga, nos vamos desencantando conforme avanzan las páginas ya que Jorge no termina de despegar y nos cierra la historia sin habernos contado lo que nos ofreció.
El dibujo es muy detallista y compensa su falta de virtuosismo con mucho oficio y cuidado en los detalles, es un comic agradable de ver y está bien planteado en cuanto a la narrativa visual, los textos tienen mucha coherencia y no aburren. Por eso es que la parte débil, para mi juicio, está en no desarrollar hasta el final la premisa que plantea, si se tratara de una historia aburrida o sosa, agradecería que termine, pero como se trata de algo que prometía, me desilusiona que se acabe sin más. De todas maneras, no dudaré en adquirir otros trabajos del autor ya que me parece que tiene todo el potencial para justificar el apoyo de los lectores para con su obra.


Cobarde
Ediciones La Ñatita
68 páginas
Interiores B/N - tapa full color
Septiembre, 2015
Autor:
Guión y dibujos: Marco ‘Tóxico’ Guzmán

Cobarde es, aunque cueste creerlo, recién el segundo libro de historietas de marco Tóxico, sin dudas uno de los más prolíficos autores del medio y de los mejores, cabe añadir. Pasa que los fanzines y publicaciones colectivas fueron durante gran parte de su trayectoria el refugio ideal para sus elucubraciones gráficas y ahora se está animando por presentar trabajos más elaborados y ambiciosos.
De la obra debo decir que me agradó bastante, en lo personal disfruto mucho más las historias que plantean una situación aparentemente sencilla y le van dando un desarrollo complejo, en eso Marco ya ha ido forjando cierta pericia y es el tema recurrente de sus tiras, el agobio familiar, su caos interno y su radiografía descarnada son las que nos van dando los elementos para que seamos nosotros mismos los que preparemos nuestro propio horror a gusto. Al decir horror, no planteo que se trate de una historia de miedo o terror, recordemos que el terror es el miedo a una amenaza o situación posible, algo, según mi punto de vista casi imposible de conseguir en una historieta, en cambio, el horror, que viene a ser un miedo digerido, es muy posible y Marco lo demuestra en este trabajo.
Los tres personajes están expuestos a situaciones horrorosas debido a un hilo conductor, la imagen del padre, esa imagen que tiende a construir escenarios psicopáticos bajo su sombra, donde el delirio de persecución, la erotomanía y otras malformaciones mentales copan las interacciones del sujeto con su mundo y lo condicionan a ser un ente disfuncional y vulnerable a la completa locura. Como pueden ver, el trabajo de Marco no nos cuenta la historia de 'fulanito yendo al bosque antiguo más cercano', nos hace testigos mudos, como su historieta, de esos horrores tan evidentes como escondidos debajo de nuestras máscaras, sin ser ambiciosa, la historia no es de las que lees en 10 minutos y ya, necesitas ver esas viñetas delirantes para tratar de entender mejor lo que está pasando. Si Marco realmente plantea estos temas o no a propósito, importa poco, la cuestión es lo que despierta en sus lectores y sus demonios.




Hermosa Mentira
Fanzine independiente
24 páginas
Interiores B/N - tapa a 1 color
Septiembre, 2015
Autor:
Guión y dibujos: Mauricio ‘Hentaro’ Vargas

Al leer Hermosa Mentira, no pude evitar retrotraerme a mis primeros trabajos en historieta, Hentaro nos presenta en este fanzine un producto algo difícil de categorizar, podría decirse que se trata de comic erótico, pero es tan explícito que no la ubicaría en esa categoría. Alan Moore menciona algo puntual respecto al comic erótico, dice que éste debe tener cuidado de no ser demasiado explícito, ya que sería mera pornografía, donde lo gráfico eliminaría el aspecto literario, o de guión, si hay algún quisquilloso que diga que no puedo usar el término “literario” al referirme a un comic y que tampoco hay que exagerar en los planteamientos del guión porque el lector se meterá mucho en la historia y dejará de lado el aspecto erótico que justamente trata de estimular la libido. Bueno, con Hermosa mentira yo no sé hacia dónde ir, tengo un puñado de imágenes, que van de lo sugerentes a lo pornográficas y no lo digo en tono despectivo. Con textos introspectivos algo pretenciosos que a momentos incluso aspiran a lo poético, digo aspiran porque no se presentan como poesía en sí, sino que son la manera de expresarse del protagonista, un muchacho que está evocando sus experiencias con el sexo opuesto. Ya hablé en la reseña de Crónicas Comic sobre el uso y abuso de los cuadros de texto y el efecto “aburridor” que tienen sobre un lector de historietas contemporáneo, por lo que acá, las buenas ideas que por momentos tiene el autor son sepultadas por un texto engorroso y poco atractivo, además de poco eficiente en su manera de amalgamarlo a lo visual. Me siento con la tranquilidad de expresarme así de este trabajo, justamente por lo que dije al principio, lo hallo similar a lo que alguna vez fue el mío propio y aunque no lo compararía directamente, sí le hallo puntos en común. En cuanto a lo gráfico, una de las cosas que se hacen notorias es que por momentos estamos frente a los dibujos del autor y otros, frente a fotos ‘transcriptas’ por el lápiz, un choque de estilo que daña la atención en la obra.
Creo que Hentaro tiene el entusiasmo y la capacidad para producir mejores trabajos, son sus primeros pasos y no se lo puede crucificar al inicio de su camino, pero si no empieza a pulir temas como los aquí expuestos, se le hará más complicado formar una base de lectores que guste de su trabajo por lo que pueda ofrecer y no meramente un puñado de morbosos y/o amarillistas de turno.
Publicar un comentario