martes, 5 de octubre de 2010

Ganadores concurso AXS 2010

Se han anunciado los ganadores de este importante premio, transcribo la nota de prensa:

Se presentaron más de 300 cuentos y 30 historietas

El Libro Digital 2010 de AXS Bolivia ya tiene ganadores

Cada uno recibió un premio de 5.000 bolivianos en servicios de comunicaciones. Los cuentos y cómics pueden ser leídos y apreciados en la página web de la empresa: www.axsbolivia.com

Emocionado casi hasta las lágrimas recibió Alberto Vino Cala, en Potosí, la noticia de que su historieta había resultado ganadora del concurso El Libro Digital 2010 de AXS Bolivia en la categoría cómic, quien junto a Brayan Gabriel Mamani Magne, ganador en cuento, son los premiados de la sexta versión de este evento que se realiza íntegramente por Internet.

Luciana Saavedra, Gerente de Publicidad y Comunicación de la empresa, informó que los trabajos ganadores son la historieta “Lágrimas de sol” y el cuento “Lo primero en lo pienso cuando veo que empieza a llover”, beneficiados ambos con 5.000 bolivianos en servicios de telecomunicaciones que brinda AXS Bolivia.

El jurado consideró positiva la cantidad de cuentos recibidos, más de 300, como indicador de que en el país hay muchas personas con ganas de escribir y dibujar, que se expresan cuando encuentran el espacio para hacerlo. Participaron más de 30 cómics.

Resaltaron además el esfuerzo narrativo de los concursantes, reconociendo con una mención otros tres trabajos: “El secreto del tío”, “Adiós” y “No me abandones”. Todos estos cuentos y los cómics pueden ser leídos y apreciados en la página web de la empresa: www.axsbolivia.com

El jurado de cuento estuvo integrado por los escritores Carlos Rimassa, Gabriel Chávez y Omar Rocha, en tanto que el de cómic lo conformaron Leyla Anas, Jorge Siles y Álvaro Ruilova.

“10% inspiración, 90% trabajo”

Brayan Mamani (22) es estudiante de Derecho en la Universidad Mayor de San Andrés de La Paz y postulante de la carrera de Ciencias Políticas. Hace dos años comenzó a producir textos literarios y periodísticos, así como ensayos jurídicos y políticos. En 2009 ganó un concurso de reportajes organizado por la alcaldía paceña a propósito del Bicentenario y uno de sus ensayos políticos fue parte de un libro publicado por la GTZ.

Seguidor de la idea de que la literatura “es 10 por ciento inspiración y 90 por ciento trabajo”, Mamani corrigió varias veces su obra.

Lector “desde que tengo uso de razón”, el joven autor comenta que ya en su adolescencia escribía historias para contárselas a sí mismo. “La literaria siempre ha sido algo inherente a mí. Pienso que el siguiente paso casi natural de la lectura, es la escritura”, dijo.

“Me siento bastante influenciado por aquellas obras relacionadas con la introspección, que tienen que ver con la condición humana, más que la descripción paisajística”, comentó al mencionar que si bien leyó de todo, le marcaron las obras de Albert Camus, Marcel Proust, y entre los latinoamericanos Javier María, Roberto Bolaño, Rodrigo Asbún, Wilmer Urrelo, Edmundo Paz Soldán, en una lista larga.

Historia y leyendas

Alberto Vino Cala (42), ganador de la categoría cómic, también comenzó desde pequeño. “Me gusta la figura humana, tengo hartos cuadros sobre eso”, comentó el ganador de cómic, quien es licenciado en Artes Plásticas de la Facultad de Artes de la Universidad Autónoma Tomás Frías de Potosí y además es dibujante, pintor y escultor.

Actualmente dicta clases en el colegio Melchor Pérez de Holguín. Ganó un concurso de diseño de estampillas para Tupiza de Alfredo Domínguez para Correos de Bolivia, dos veces ganador del concurso de diseño de tarjetas navideñas de las aldeas SOS.

Comentó que su tendencia es a rescatar la temática indígena, sobre todo reflejar las injusticias que éstos padecieron durante la Colonia. Comentó que su trabajo se inspiró en anécdotas como que una vez su docente pintó una virgencita en una piedra, que al ser descubierta por los comunarios gritaron ¡Milagro, milagro!

Valor del concurso

Tanto el jurado como los concursantes apreciaron el incentivo que suponen este tipo de concursos para visibilizar a los nuevos talentos bolivianos para la escritura y la historieta. “Es uno de los pocos espacios que fomenta la escritura, fundamentalmente. Es bien difícil encontrar apoyo estatal o privado para este tipo de expresiones. Eso es muy importante en nuestro país”, sostuvo Omar Rocha.

Mientras, Gabriel Chávez destacó que “es un esfuerzo ya continuo, ya establecido. Vale la pena incentivar a la gente que está comenzando a escribir. Hay gente bastante joven que ha participado. Es interesante tomarle el pulso a la gente que está empezando a escribir en el país”.

“El concurso es un éxito”, dijo a su turno Carlos Rimassa al ponderar la variedad de temas abordados: cuentos fantásticos, infaltables historias de desamores, recuperación de leyendas, temáticas sociales como el desarraigo de los migrantes, también otras influencias por las historias de vampiros.

Para Brayan Mamani, “independientemente del monto pecuniario o beneficio que te pueda otorgar, estos concursos hacen bien a la difusión de tu obra. En materia literaria y artística es bien difícil hacerse conocer y por ende es bien difícil que te lean (…) Son como una palmada en el hombro que animan a seguir escribiendo”.

Alberto Vino destacó que AXS Bolivia ayude a descubrir que en Bolivia hay buenos escritores y cultores de la historieta. “Es importante porque la gente hoy en día la gente ya no quiere leer y recurren a los videos y las películas, y la lectura se les está escapando. Hay que rescatar esa parte y es lo que también trato de hacer con mi comic”.


Las obras ganadoras pueden verse haciendo clic acá

Publicar un comentario