domingo, 17 de junio de 2007

Cuentos de Cuculis 2

Al fin salió! y cumplió todas las espectativas, el segundo número de los Cuentos de Cuculis de Alvaro Ruilova.

La gente que fue a verlo y adquirir un ejemplar de este comic, se llevó además un lindo dibujo realizado por el autor.

De qué trata?

El subtítulo "El partido de la oscuridad" y la sorprendente tapa nos hace saber de antemano que vamos a leer un comic de fútbol, pero no cualquier partido.

Cuando Wally, un muchacho poco trabajador, alcohólico y nada responsable, no puede lidiar con la pérdida de su padre y el tener que cuidar de su huérfano hermano al mismo tiempo, pierde un partido de barrio, no halla mejor manera de extinguir su ira que desquitándose con cráneos abandonados de un cementerio clandestino cercano.

Lo que no sabe es que ese tipo de sacrilegios se pueden pagar muy caro.

Alvaro, ha logrado con este Cuculis, lo que debe lograr un autor que quiere llegar lejos, espectativa, la gente entendida ha esperado esta entrega como no se ha esperado ninguna otra.

Comenté antes que marcaría un hito, y el hito consiste en darle al comic nacional una referencia 100% de exportación.

El tiempo dirá si tengo o no razón, pero puedo defender mis argumentos: primero, es a todo color, lo que obliga a los demás autores a tomar en cuenta este formato que es obviado en muchos casos debido al alto coste que implica, segundo, personajes creíbles y fácilmente identificables, Alvaro maneja una prosa muy sencilla, en casos incluso pobre, pero que para la historia encajan a la perfección, nadie hubiese creído que incluso al cura no se le escape una mala palabra si se metía de verdad en la historia o que Will, el hermano de Wally sea un prospecto de poeta o algo así, tercero, el guión, ya se había hablado bastante de que el comic nacional no tiene profundidad y quizá la causa sea la falta de guiones más estructurados, Alvaro le da fuerza a su comic haciéndolo dinámico y digerible, no pretendiendo llegar sólo a intelectuales, si no a cualquier persona que pueda leer, tal vez pudo haber profundizado en algunos aspectos y no redundar en otros, pero eso ya entra en el campo subjetivo, siendo justos, con su dinamismo, cualidad que aunque no es inédita se ve poco en muchas de las obras locales, el comic ya logra lo que debe lograr.

Con todo lo expuesto espero que si todavía no han puesto sus manos en esta obra lo hagan, no sólo por apoyar, si no para tener una pieza clave del comic Boliviano en su colección.
Publicar un comentario